Resfriados Otoñales

download

Continuamos con la patología más frecuente del otoño, las infecciones respiratorias de vías altas en nuestros peques. Si en el post anterior dábamos consejos de prevención, hoy os damos unos consejos para su manejo :

  1. Beber abundantes líquidos : es muy importante, para ayudar a que la mucosidad no se consolide : zumos, agua, infusiones, sopas. Probablemente el niño no tenga mucho apetito durante un resfriado, pero sí que necesita hidratarse abundantemente.

  2. Escoger alimentos ricos en vitaminas y con alto porcentaje de agua : frutas y verduras son ideales, más que alimentos muy espesos o demasiados productos lácticos.

  3. Humidificadores : en los más pequeños son útiles para aliviar el taponamiento nasal, especialmente por la noche. No debemos añadir esencias de hierbas, que pueden producir espasmo bronquial . El vapor de agua es suficiente. A la hora del baño, también podemos recrear una sauna con el vapor de agua

  4. Lavados nasales con suero fisiológico : los más pequeños no saben sonarse. Los lavados con suero y posterior aspiración si el moco es denso despejan y limpian las fosas nasales. Podemos realizarlos varias veces al día, siempre según las indicaciones del pediatra.

  5. Hay medicaciones homeopáticas y productos naturales que ayudan en el proceso. Las infusiones de tomillo con un poquito de miel, en niños mayores de 1 año, son antiinflamatorias.

  1. Airear las habitaciones diariamente y no sobreabrigar a los niños.

  1. En caso de fiebre alta o que se prolongue más de 2-3 días, dificultad respiratoria, mucosidad muy espesa o malestar importante del niño, debemos consultar siempre con el pediatra.

Els comentaris estan tancats.